Archivo del blog

sábado, 23 de julio de 2011

¿Qué son los juicios de Dios?


La palabra juicio tiene diferentes acepciones en la Biblia castellana. Todo ello derivado del hecho que con la palabra “krinos” (juicio en griego) hay toda una familia semántica cuya variación en su significado depende de los diferentes prefijos que van modificando la palabra. Lamentablemente, como en el español solo tenemos una sola palabra (juicio) a la cual se vierte todos lo diferentes significados del original, esta situación hace que perdamos, en muchos pasajes, el verdadero significado, trayendo alguna confusión en nuestra mente. Veamos los ejemplos siguientes:

“En el griego, la palabra juicio es un término polisémico, por lo tanto al verterse al español se hace un poco difícil  transmitir en cada caso el sentido esencial de su significado. Es necesario, en primer lugar, que hagamos, lo que llamamos, una familia de palabras que tengan relación directa con este término:

Krino. Distinguir o decidir mental o judicialmente. Juzgar, condenar, castigar. Implica la idea de una acción judicial que lleva acusación y condena (Mt. 7:1,2; Lc. 6:37; Ro. 2:1,2; 14:3,4, 10-13; Sgo. 3:1; 4:11,12).

Anakrino. Examinar, investigar, interrogar, preguntar algo a alguien; especialmente: interrogar, en un  proceso en el que se examina, se pide cuenta (1 Co. 2:14,15; 4:3-4; 14:24; Hch. 17:11; 25:26; 28:18).

DiakrinoSeparar, apartar, distinguir, discernir, descomponer en sus elementos, analizar, juzgar. La idea central de esta palabra lleva inmersa un proceso de análisis en que se disciernen las características de lo analizado. 1 Co. 11:31; 14:29; 4:7; Mt. 16:3; Sgo. 2:4.- “Hacéis discriminación y os hacéis jueces” (Kritai)).    

Katacrino. Condenar. Es el fallo del juez, la sanción, la condena (1 Co. 11:32)."

(Fuente: Estudio sobre la palabra “juicio” y sus usos en el Nuevo Testamento. Por: Alba Llanes).

Sobre las bases de las palabras anteriores, en la Biblia encontramos:

a) Juicio penal. “Puede ser administrado en la tierra en el gobierno que Dios ejerce sobre los hombres y sobre su pueblo de acuerdo con los principios de la economía que esté en vigor. En este caso la palabra juicio, que es el acto de juzgar, es “krinos”. Esta palabra se utiliza en el acto del juicio, tanto a los vivos como a los muertos, y esta prerrogativa se le ha dado a nuestro Señor Jesucristo.


b) Juicio en sesión formal. Esto se refiere al “Juicio Final” y mediante esta expresión se entiende generalmente, que toda la humanidad en el día del Juicio, comparecerá ante Dios, para ser juzgadas por sus obras y para oir cada uno la decisión acerca de su destino eterno. La palabra que se utiliza para designar el acto condenatorio del juicio o la efectivización del fallo del juez es: katakrinos. Entiéndase que en este juicio no estarán los creyentes.

c) El tribunal de Cristo (2 Co. 5:10;  1 Co. 3:12-22) o juicio “bema”. Esta palabra hace alusión a las tribunas al aire libre, donde el juez de los juegos olímpicos, entregaba en la plataforma, el premio al vencedor”. (1 Cor. 9:24; 2 Tim. 4:8) (“El Tribunal de Cristo” por R. de Caravallo, Brasil, 1986). En este juicio el creyente no será juzgado para definir su destino eterno. Este fue ya efectuado en la cruz. El creyente hizo real la sentencia de absolución sobre él, en el momento cuando por la fe aceptó el sacrificio hecho por él y recibió el perdón de Dios. En ese instante oyó la voz de Jesús que le dijo: “Hijo, tus pecados son perdonados”. En este juicio serán juzgadas las obras del creyente mientras que estaba en este cuerpo. En este juicio serán revisados todos los actos del creyente y realizado  en virtud del conocimiento que Jesucristo tiene,  tanto de los actos objetivos como de las actitudes subjetivas. La recompensa tiene que ver con la fidelidad en el servicio y la actitud con que se obró.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada